Preguntas y respuestas con Vanessa Rodley

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

por Sarah Rushakoff

Con una determinación obstinada de mantener vivo el amado festival en medio de la pandemia de COVID-19, Rodley dirigió un equipo de voluntarios en Mid-South Pride para producir una novedosa Semana del Orgullo 2020: la Edición Virtual.

¿Ha tenido que ser creativo con su carrera durante la pandemia?
Oh, absolutamente. Trabajé más de 80 horas a la semana el año pasado, por lo que mi esposa y yo decidimos que me tomaría los primeros meses de 2020 libres, me concentraría en mi salud y luego volvería a salir. Bueno, entonces sucedió COVID. Así que tuvimos que reevaluar los pros y los contras de que volviera al trabajo. La gente realmente no estaba contratando, así que solo trabajé para Pride este año. No me pagan por hacer esto, pero sabía que realmente necesitaba dar un paso adelante y guiarnos en la dirección correcta. Tengo una gran pizarra, pero no están acostumbrados a planificar un evento virtual como este. Yo diría que hice alrededor del 80 por ciento del trabajo por orgullo virtual. Tengo que decir que no podría hacer esto sin mi esposa. Ella es mi segundo cerebro.

¿Fue una decisión difícil volverse virtual?
El orgullo es un sentimiento. No puedes cancelar un sentimiento. Teníamos que encontrar una manera de hacer que eso sucediera en casa para la gente.

Intentamos ponernos frente a él lo antes posible, especialmente porque sabíamos que algunos de los orgullo más pequeños de la zona nos mirarían y seguirían nuestro ejemplo. Vi todos los eventos virtuales que pude y tomé notas para poder crear un evento en el que la gente quisiera participar desde casa. Usamos Global Pride como nuestra plantilla de cómo queríamos hacer las cosas e involucrar a las personas.

En lugar de hacer una caravana en vivo que alentaría a las personas a reunirse en grupos grandes, grabamos todo de antemano para que fuera fácil verlo desde casa. Eso terminó siendo asombroso. En general, transmitimos aproximadamente 20 horas de contenido del festival entre el jueves y el domingo. Tuvimos 24,000 personas mirando.

Rodley en el Pride Fest 2017 en Memphis.

¿Qué aspectos de un festival físico fueron los más difíciles de recrear virtualmente?
Una gran parte de los comentarios que recibimos todos los años es que alguien encontró una iglesia que los acepta. Es un cambio de vida para mucha gente, especialmente aquí en el sur. Así que planificamos un servicio virtual multirreligioso con 32 congregaciones participantes, mucho más que en años anteriores. Hablé con el reverendo Sam [Teitel] en Church of the River, e hizo un trabajo increíble al involucrar a muchas congregaciones.

Nuestras organizaciones sin fines de lucro que realizan pruebas de VIH, o PrEP, y cosas por el estilo, confían en el día del orgullo para que se administren la mayor cantidad posible de pruebas. Dedicamos el jueves a asegurarnos de que nuestra comunidad conozca estos lugares. Invitamos a organizaciones sin fines de lucro a compartir un video sobre quiénes son, qué
hacer y por qué necesitan nuestro apoyo. Personalmente, aprendí mucho sobre nuestras organizaciones sin fines de lucro que nunca antes.

¿Qué otros eventos tienen además del festival y el desfile anual?
Durante años, había intentado llevar a nuestra comunidad un 5k, el primer 5k LGBTQ en nuestra región. Nos volvimos virtuales y logramos nuestro objetivo durante nuestro primer año, lo cual fue genial. Lo traeremos de vuelta para 2021. Además, hicimos el Drag N Drive este año, se agotó casi diez días antes del evento. Tuvimos gente pidiendo boletos y no pudimos dar más, porque el departamento de salud era estricto con la cantidad de autos. Para el próximo año, solo haremos dos pantallas, o incluso más. Intentamos organizar un torneo de póquer, pero las legalidades eran demasiado difíciles de manejar. Esperamos hacerlo en el futuro.

¿Qué está haciendo Mid-South Pride como organización para servir a la comunidad LGBTQ negra y POC en Memphis?
Mucha gente no se da cuenta de que tenemos Tri-State Black Pride. Tienen una base más educativa, por lo que su plataforma aloja más cosas para que las personas aprendan. Nos hemos asociado con Headliners Memphis, hicieron un evento de pull-up virtual para enorgullecerse de la salud sexual. Compartimos My Sistah's House tanto el jueves como el sábado para ayudar a compartir su mensaje y ayudar con su financiación. El PAIGE [El Proyecto de Avance en los Esfuerzos de los Gays] es asombroso, y también compartimos su video el jueves. Esperamos comenzar a formar equipo con más organizaciones en el futuro y compartir lo que hacen.

Crecí en Los Ángeles, así que tengo una educación más progresista que la mayoría de la gente aquí en el sur. No digo que mi pensamiento fuera mejor, pero me criaron de manera diferente. Cuando llegué aquí, vi la división. Hicimos todo lo posible este año para asegurarnos de que tuviéramos partes iguales de negro a blanco, tratamos de incorporar el marrón y el asiático también, para que podamos mostrar diversidad en todos los ámbitos. Me uní a la junta hace ocho años y desde entonces ha habido un promedio de dos miembros de la junta negros o POC. Estamos todos dentro.

¿Planea seguir teniendo un componente virtual para el futuro? ¿Cómo se verá el orgullo en 2021?
Incluso si tenemos eventos en persona en los próximos años, habrá personas que no podrán asistir debido a problemas de salud, pero aún así quieren celebrar. Ahora que hemos aprendido cómo hacerlo virtualmente, usaremos aspectos de eso todos los años. Para 2021, trasladaremos Mid-South Pride al primer fin de semana de junio. Lo llamamos "Regreso a casa en junio". Con suerte, puede ser físico, si no, será virtual.